Desde Darwin, incluso antes pero gracia a él de forma más científica, sabemos que todas especies tienen una forma de adaptarse al medio que les rodea: Algunos tienen cuellos grandes como las jirafas para acceder a mejores alimentos, otros tienes púas en el cuerpo para protegerse de depredadores como los erizos, otros son veloces como los guepardos… Así podríamos hacer la lista con cada ser vivo que existe en el planeta. Los seres humanos también tenemos nuestros métodos de adaptación: Somos la única especie que tiene córtex cerebral, el cual nos permite tener capacidad simbólica por la que hemos desarrollado el lenguaje y este ha construido la cultura. Y estos son nuestros métodos de adaptación.

El lenguaje es un instrumento muy importante en el desarrollo humano y no sólo como especie, sino también en el desarrollo individual de cada persona. De hecho, el lenguaje puede ser una herramienta pedagógica eficaz para trabajar diferentes problemas relacionados en el ámbito educativo. Quizás se preste en los currículos escolares, muy poca atención a este tema reduciéndolo a una enseñanza gramatical del mismo, y muy poco creativo. Defendemos la importancia del desarrollo de una escritura creativa para favorecer el desarrollo académico e integral del menor, pero es que además de ello el lenguaje puede servirnos como herramienta pedagógica en muchos niveles. La experiencia profesional nos ha demostrado que muchos fracasos en ciencias exactas vienen dados por la no comprensión de las mismas, no como ciencia, sino como enunciados, o su lejanía de los ámbitos de comprensión del estudiante, reforzar el lenguaje para que los menores puedan comprender estas áreas es garante de refuerzo académico. El desarrollo de estrategias lingüísticas puede ser el puente que integre a personas con discapacidad profunda en una sociedad como agentes activos, puede ser el freno a enfermedades que vienen con la edad.

El lenguaje puede ser una herramienta pedagógica que debemos tener en cuenta, pero en la que nos debemos formar porque todos somos herederos del mismo sistema educativo y hemos comprendido esta capacidad humana en todas sus vertientes, a pesar de darle un uso cotidiano y ser incapaces de vivir sin ella.

 

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *